La gente que necesitas.

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Vida.

Que bonita la gente que conoce nuestros adentros, que conoce nuestras raíces y ha visto nuestras hermosas flores, que se queda cuando es otoño y nuestras ramas quedan desnudas; la gente que no te juzga porque no sabes física o biología, sino que entiende que tu mente es un poco más creativa. Me encantan las personas con las que puedes sentarte y hablar por horas acerca de la vida, que te enseñan si no sabes, que no se fijan en tus calificaciones sino que se fijan en los poemas que escribes en la parte de atrás de tu cuaderno, que no esperan que saques una multiplicación en segundos sino que detallan los colores que usas al pintar.

Para no pensar en ti. 

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Poesía

Para evitar soñar contigo todas las noches ingiero pastillas moradas,

a veces azules, rojas, pero la mayoría de veces llenas de escarcha…

Que ironía que mi mente se vuelve huracán con imágenes de tu cara,

y le sigue un tsunami donde en la espuma Del Mar viaja tu voz.

No controlo la tormenta que hay en mi cabeza, no puedo despertar de la ilusión…

a donde sea que voy me persigues y escucho el latir de tu corazón.

Mujer, nada me has dado.

Poesía

“Nada me has dado y para ti mi vida
deshoja su rosal de desconsuelo,
porque ves estas cosas que yo miro,
las mismas tierras y los mismos cielos,

porque la red de nervios y de venas
que sostiene tu ser y tu belleza
se debe estremecer al beso puro
del sol, del mismo sol que a mi me besa.

Mujer, nada me has dado y sin embargo
a través de tu ser siento las cosas:
estoy alegre de mirar la tierra
en que tu corazón tiembla y reposa.

Hombre que mira al cielo.

Poesía

Mientras pasa la estrella fugaz
acopio este deseo instantáneo
montones de deseos hondos y prioritarios
por ejemplo que el dolor no me apague la rabia
que la alegría no desarme mi amor
que los asesinos del pueblo se traguen
sus molares caninos e incisivos
y se muerdan juiciosamente el hígado
que los barrotes de las celdas
se vuelvan de azúcar o se curven de piedad

Color de caos y paz. 

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Poesía

Que viva la imagen en tus retinas,

parece tan real que hasta me hace cosquillas.

Podría dormir en tus pestañas infinitas,

donde nacen las flores, los ríos y montañas que tardan las personas en escalar toda una vida.

No me creen cuando les digo que parece la proyección de una película,

se puede ver el reflejo de las estrellas, de las nubes y de las almas llenas de sabiduría.

Parte de mí.

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Poesía

Grietas que separan el presente y el pasado,

pequeños recuerdos que siempre se quedaran atascados.

No es mi culpa tener tantas de ellas,

algunas se han formado con el tiempo, otras fueron hechas por almas puras y quizás oscuras . Estas son profundas; no querrás caerte en una.

Todos guardamos agujeros,

pocos se atreven a enseñarlos,

valientes quienes no tienen miedo y se atreven a mirarlos.

La poesía

Sin categoría

Y fue a esa edad… Llegó la poesía
a buscarme. No sé, no sé de dónde
salió, de invierno o río.
No sé cómo ni cuándo,
no, no eran voces, no eran
palabras, ni silencio,
pero desde una calle me llamaba,
desde las ramas de la noche,
de pronto entre los otros,
entre fuegos violentos
o regresando solo,
allí estaba sin rostro
y me tocaba.