Todo lo que te rodea.

Hay vida.

Hay vida en el óleo fresco en el lienzo,

En la acuarela goteando del papel

y en la pintura inacabada.

Las lágrimas húmedas en la funda de la almohada,

Las velas recién gastadas,

Las fotografías que sigues pegando en la pared;

Los libros que no terminas de leer.

Hay historia.

Hay historia en la camisa rota,

En el guión lleno de didascalias

Y en el suéter que guardas detrás de la cama. Continue reading “Todo lo que te rodea.”

Anuncios

El viajero.

“…Lamentará la juventud perdida?
Lejos quedó -la pobre loba- muerta.
¿La blanca juventud nunca vivida
teme, que ha de cantar ante su puerta?

¿Sonríe el sol de oro
de la tierra de un sueño no encontrada;
y ve su nave hender el mar sonoro,
de viento y luz la blanca vela hinchada? Continue reading “El viajero.”

Prólogo.

Daban un gran olor las flores bien olientes,

refrescaban al hombre, las caras y las mentes;

manaban a cada canto fuentes claras, corrientes.

En verano bien frías, en invierno calientes.

Había allí gran abundancia de buenas arboledas,

Granadas y perales, manzanos e higueras,

y muchas otras frutas de diversas maneras,

ninguna había podridas ni agrias hubiera. Continue reading “Prólogo.”

Alegrías.

Pequeñas alegrías que dan sentido al vivir, y que deseo compartir:

Una ventana al campo,
el aire fresco en la cara,
el olor del pan,
el aroma del café en la casa.

Andar descalzo por el prado,
desperezarse,
el perro,
ducharse.

La guitarra, la que suena o la que es tocada,
el buen libro que espera paciente en el sofá,
sorprenderse,
subrayar,
comprender,
anotar con el lápiz,
el olor de la madera del lápiz. Continue reading “Alegrías.”