De endurecer la tierra

Poesía

De endurecer la tierra
se encargaron las piedras:
pronto
tuvieron alas:
las piedras
que volaron:
las que sobrevivieron
subieron
el relámpago,
dieron un grito en la noche,
un signo de agua,
una espada violeta,
un meteoro.

Anuncios

Soneto I

Poesía

Cuando me paro a contemplar mi estado
y a ver los pasos por dó me ha traído,
hallo, según por do anduve perdido,
que a mayor mal pudiera haber llegado;

mas cuando del camino estoy olvidado,
a tanto mal no sé por dó he venido:
sé que me acabo, y mas he yo sentido
ver acabar conmigo mi cuidado.

Soneto XXX

Poesía

Sospechas, que en mi triste fantasía
puestas, hacéis la guerra a mi sentido,
volviendo y revolviendo el afligido
pecho, con dura mano noche y día;

ya se acabó la resistencia mía
y la fuerza del alma; ya rendido
vencer de vos me dejo, arrepentido
de haberos contrastado en tal porfía.

Quiero regresar.

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Regresemos a lo clásico, al día en el que por primera vez te vi. Podría desenterrar sentimientos que juré jamás sentir.

Regresemos a las simples cosas que nos hacen perder la cabeza, como un “Eres mía” en una corta respuesta; pero incluso si eso es mucho pedir, un espontáneo “Me encantas” nos hará sonreír.

Regresemos a las caminatas por las calles e infinitas charlas, a los “te veo luego” con  miradas inapropiadas. Tal vez, eso es lo que hace falta, incluyendo reírse a carcajadas desde lo más profundo del alma.