Para ti, Samantha

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

No sé realmente qué te encontrarás haciendo,

pero paso a recordarte lo mucho que te quiero,

lo extraño que es vivir sin tu risa y compañía,

y antes de que sientas que aquí abundan las palabrerías,

te cuento que todo aquí es muy solo, Samantha,

los agujeros negros crecen debajo de nuestra tierra

y parecen poco a poco tragarse todo de ella.

Es por eso que brillan las noches

Favoritos, Vida.

“Ella conocía, pues lo había sentido en carne propia, lo poderoso que puede ser el fuego de una mirada.

Es capaz de encender al mismo Sol. Tomando esto en consideración, ¿qué pasaría si Gertrudis miraba una estrella? De seguro que el calor de su cuerpo, inflamado por el amor, viajaría con la mirada a través del espacio infinito sin perder su energía, hasta depositarse en el lucero de su atención. Estos grandes astros han sobrevivido millones de años gracias a que se cuidan de no absorber los rayos ardientes que los amantes de todo el mundo les lanzan noche tras noche. De hacerlo, se generaría tanto calor en su interior que estallarían en mil pedazos. Por lo que al recibir una mirada, la rechazan de inmediato, reflejándola hacia
la Tierra como en un juego de espejos. Es por eso que brillan tanto en las noches.

Y es por eso que a Tita le entró la esperanza de que si ella pudiera descubrir entre todas las estrellas del firmamento cuál era la que su hermana veía en ese momento, recibiría por reflejo un poco del calor que a ella le sobraba.”

Fragmento del libro Como agua para chocolate de Laura Esquivel

¿En quién piensas cuando dejas descansar tu mirada en el cielo? 

Lu&Fu