Y te busqué por pueblos

Y te busqué por pueblos,
y te busqué en las nubes,
y para hallar tu alma
muchos lirios abrí, lirios azules.

Y los tristes llorando me dijeron:
¡Oh, qué dolor tan vivo!
¡Qué tu alma hace mucho tiempo que vivía
en un lirio amarillo! Continue reading “Y te busqué por pueblos”

Anuncios

Recuerdos de ti.

Hoy amanecí un poco más distraída con una sensación inundando mi pecho; sin poder olvidar su voz en el balcón muy cerca de mi oído, esa voz tan suave e inquebrantable, tan capaz de colarse por mis venas y llevarse consigo pedacitos de mí.

Cerré los ojos y reviví la noche de ayer. Mi corazón se aceleró.

Como si las palabras se le hubiesen agotado de su garganta, fijó su mirada en mi rostro, deteniéndose en mis ojos, y comenzó a respirar, a un ritmo distinto, el aire que yo exhalaba.

En una perfecta sincronización y, sin abrir la boca, nos mantuvimos unos segundos simplemente observándonos, sonriendo para nuestros interiores. Continue reading “Recuerdos de ti.”

Los amorosos

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Continue reading “Los amorosos”

Sal de tu herida

Me saben los labios a la
sal de tu herida.

Sal de tu herida, mi amor,
repetimos sin cesar, una y otra vez,
bajo esta idea nuestra de que las palabras
existen para salvar lo que se necesita.

Hoy puedo decirte que mi herida
yace tranquila al lado de un sol
que me recuerda al ciego instinto
por el cual seguí tus pasos,
ese que nos trae hoy
al lugar donde nos sentimos libres por primera vez. Continue reading “Sal de tu herida”

Rima I

Yo sé un himno gigante y extraño
que anuncia en la noche del alma una aurora,
y estas páginas son de ese himno
cadencias que el aire dilata en las sombras.

Yo quisiera escribirle, del hombre
domando el rebelde, mezquino idioma,
con palabras que fuesen a un tiempo
suspiros y risas, colores y notas.
Continue reading “Rima I”

Hasta luego

Mi cabeza en las nubes,
Mi pintura labial bien puesta,
Recuerdo estar cansada de tantas charlas
Cuando de pronto su voz resonó en mi cabeza.
Volteé y su máscara encaró la mía,
Me topé con sus ojos más de cerca,
Sabía que iba a rechazarlo sin explicar mi respuesta,
Pero su simpatía invadió mi muralla y quiso robar mi careta. Continue reading “Hasta luego”

Oda al amor

Amor, hagamos cuentas.
A mi edad
no es posible
engañar o engañarnos.
Fui ladrón de caminos,
tal vez,
no me arrepiento.
Un minuto profundo,
una magnolia rota
por mis dientes
y la luz de la luna
celestina.
Muy bien, pero, el balance?
La soledad mantuvo
su red entretejida
de fríos jazmineros
y entonces
la que llegó a mis brazos
fue la reina rosada
de las islas.
Amor,
con una gota,
aunque caiga
durante toda y toda
la nocturna
primavera
no se forma el océano
y me quedé desnudo,
solitario, esperando.

Continue reading “Oda al amor”

Bouquet

Un poeta egregio del país de Francia,
que con versos áureos alabó el amor,
formó un ramo armónico, lleno de elegancia,
en su Sinfonía en Blanco Mayor.

Yo por ti formara, Blanca deliciosa,
el regalo lírico de un blanco bouquet,
con la blanca estrella, con la blanca rosa
que en los bellos parques del azul se ve.
Continue reading “Bouquet”