Relámpago en reposo

Poesía

Tendida,
piedra hecha de mediodía,
ojos entrecerrados donde el blanco azulea,
entornada sonrisa.
Te incorporas a medias y sacudes tu melena de león.
Luego te tiendes,
delgada estría de lava en la roca,
rayo dormido.

Anuncios

Un poco de valentía

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Un día conocí a un viajero de esencia pura,

uno que jugaba con arrogancias y dulzuras,

de pensamientos abstractos y a veces cuadriculados;

 de sonrisas encantadoras y argumentos bien contados.

Inmortalidad

Poesía

No, no fue tan efímera la historia
de nuestro amor: entre los folios tersos
del libro virginal de tu memoria,
como pétalo azul está la gloria
doliente, noble y casta de mis versos.

No puedes olvidarme: te condeno
a un recuerdo tenaz. Mi amor ha sido
lo más alto en tu vida, lo más bueno;
y sólo entre los légamos y el cieno
surge el pálido loto del olvido.

Para hallarte esta noche

Favoritos, Poesía

Para hallarte esta noche las pupilas distantes,
he dominado cielos, altamares, y prados.
He deshecho el sollozo de los ecos perdidos…
tengo el hondo infinito jugando entre mis manos.

Siénteme la sonrisa. Es el último sueño
de una espiga del alba que se unió a mi reclamo…
Yo quiero que adelantes en espíritu y alas
mi canción enredada de trinos y de pájaros.

Vergüenza

Favoritos, Poesía

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje al río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas;
ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Inmortalidad

Poesía, Sin categoría

No, no fue tan efímera la historia
de nuestro amor: entre los folios tersos
del libro virginal de tu memoria,
como pétalo azul está la gloria
doliente, noble y casta de mis versos.

No puedes olvidarme: te condeno
a un recuerdo tenaz. Mi amor ha sido
lo más alto en tu vida, lo más bueno;
y sólo entre los légamos y el cieno
surge el pálido loto del olvido.

Razones y paisajes de amor

Poesía

PAISAJE DE AMOR MUERTO

Ya te hundes, sol; mis aguas se coloran
de llamaradas por morir; ya cae
mi corazón desenhebrado, y trae,
la noche, filos que en el viento lloran.

Ya en opacas orillas se avizoran
manadas negras; ya mi lengua atrae
betún de muerte; y ya no se distrae
de mí, la espina; y sombras me devoran.

Lo que soy cuando estás

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos, Poesía

Soy el cristal empañado de tu ventana,

todo causado por el vapor de agua de tus lágrimas.

No logras verme,

pero te escucho en las noches cuando te quiebras por tus fallas.

Te veo dormir,

te tranquilizas y tu cuarto se llena de palabras de escarcha.