Visitas

A través de la noche urbana de piedra y sequía
entra el campo a mi cuarto.
Alarga brazos verdes con pulseras de pájaros,
con pulseras de hojas.
Lleva un río de la mano.
El cielo del campo también entra,
con su cesta de joyas acabadas de cortar.
Y el mar se sienta junto a mí, Continue reading “Visitas”

Anuncios

La luna.

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir. Continue reading “La luna.”

Nada.

Como la vida es nada en tu filosofía,
brindemos por el cierto no ser de nuestros cuerpos.

Brindemos por la nada de tus sensuales labios
que son ceros sensuales en tus azules besos;
como todo azul, quimérica mentira
de los blandos océanos y de los blancos cielos.

Brindemos por la nada del material reclamo
que se hunde y se levanta en tu carnal deseo;
como todo lo carne, relámpago, chispazo,
en la verdad mentira sin fin del Universo. Continue reading “Nada.”

Arte poética

“Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño. Continue reading “Arte poética”

Me pierdo (II)

“…Me pierdo en las noches recostado en mi lecho

Donde bebo la hiel y el vinagre

Pues la violencia dejo de mí un maltrecho

Pozo profundo que hierve mi sangre.

Me pierdo pues da miedo hallarme

Como rígido grisáceo y completo

Me aterra que al llegar a encontrarme

Trastorne mi vida en solo un objeto. Continue reading “Me pierdo (II)”

“Viajar es regresar”.

Viajar es marcharse de casa,
es dejar los amigos
es intentar volar;
volar conociendo otras ramas
recorriendo caminos
es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco
es decir “no me importa”
es querer regresar.
Regresar valorando lo poco
saboreando una copa,
es desear empezar.

Viajar en sentirse poeta,
escribir una carta,
es querer abrazar.
Abrazar al llegar a una puerta
añorando la calma
es dejarse besar. Continue reading ““Viajar es regresar”.”

El viajero.

“…Lamentará la juventud perdida?
Lejos quedó -la pobre loba- muerta.
¿La blanca juventud nunca vivida
teme, que ha de cantar ante su puerta?

¿Sonríe el sol de oro
de la tierra de un sueño no encontrada;
y ve su nave hender el mar sonoro,
de viento y luz la blanca vela hinchada? Continue reading “El viajero.”

Cuerpo presente.

“La piedra es una frente donde los sueños gimen
sin tener agua curva ni cipreses helados,
La piedra es una espalda para llevar al tiempo
con árboles de lágrimas y cintas y planetas.

Yo he visto lluvias grises hacia las olas
levantando sus tiernos brazos acribillados, Continue reading “Cuerpo presente.”

Bella de medianoche.

Piel pálida y faldas largas,

lo despertó a medianoche con una fuerte fragancia,

el sueño entre los ojos casi no le nubló la mirada;

se valió de solo uno de sus sentidos para llegar a donde ella estaba.

En medio del jardín con ese aroma intenso,

así en la oscuridad se encontraba,

casi rogando por un beso;

y de rodillas esperaba, dónde se escondería la bella de la madrugada.

Continue reading “Bella de medianoche.”

Triste nº1

Por la memoria vagamos descalzos
seguimos el garabato de la lluvia
hasta la tristeza que es el hogar destino
la tristeza almacena los desastres del alma
o sea lo mejorcito de nosotros mismos
digamos esperanzas sacrificios amores.

A la tristeza no hay quien la despoje
es transparente como un rayo de luna
fiel a determinadas alegrías. Continue reading “Triste nº1”