Sucesiva

Déjame acariciarte lentamente,
déjame lentamente comprobarte,
ver que eres de verdad, un continuarte
de ti misma a ti misma extensamente.
Onda tras onda irradian de tu frente
y mansamente, apenas sin rizarte,
rompen sus diez espumas al besarte
de tus pies en la playa adolescente.

Seguir leyendo “Sucesiva”

Anuncios

Corazón Coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza Seguir leyendo “Corazón Coraza”

Frivolidad

“Y así dije al amado”Marcharemos unidos.
Será tu nombre el eco de todos los sonidos.

Me trazará el camino la huella de tus pasos.
Me abrirá el horizonte la curva de tus brazos.

Le gritaré a la vida: ¡rompe, destroza, daña!
Yo tengo mi refugio: ¡su pecho es la montaña!

Le gritaré a la vida: ¡hunde, flota al azar!
Yo tengo mi oleaje: ¡sus ojos son el mar!
Seguir leyendo “Frivolidad”

Detrás de mis accciones

Rompí y sigo destruyendo mis barreras por ti;

en ocasiones puedo sentir cómo la pugna de emociones no concluye,

sino se desploma para buscarte.

Me he encontrado cambiando palabras antes de pronunciarlas;

me he visto acariciando tus mejillas con el incesante deseo de besarlas.

No es mentira que el querer te cambia,

 y te enseña a cuidar, a no perder la calma.

A veces creo que la pierdo y olvido,

Pero el amar te obliga a insistir o al menos eso he aprendido.

Seguir leyendo “Detrás de mis accciones”

Recuerdos de ti.

Hoy amanecí un poco más distraída con una sensación inundando mi pecho; sin poder olvidar su voz en el balcón muy cerca de mi oído, esa voz tan suave e inquebrantable, tan capaz de colarse por mis venas y llevarse consigo pedacitos de mí.

Cerré los ojos y reviví la noche de ayer. Mi corazón se aceleró.

Como si las palabras se le hubiesen agotado de su garganta, fijó su mirada en mi rostro, deteniéndose en mis ojos, y comenzó a respirar, a un ritmo distinto, el aire que yo exhalaba.

En una perfecta sincronización y, sin abrir la boca, nos mantuvimos unos segundos simplemente observándonos, sonriendo para nuestros interiores. Seguir leyendo “Recuerdos de ti.”