Agua

Poesía

“Hay países que yo recuerdo
como recuerdo mis infancias.
Son países de mar o río,
de pastales, de vegas y aguas.
Aldea mía sobre el Ródano,
rendida en río y en cigarras;
Antilla en palmas verdi-negras
que a medio mar está y me llama;
¡roca lígure de Portofino,
mar italiana, mar italiana!

Fantasía de una nota de abril

Poesía

“Un vino risueño me dijo el camino.
Yo escucho los áureos consejos del vino,
que el vino es a veces escala de ensueño.
Abril y la noche y el vino risueño
cantaron en coro su salmo de amor.

La calle copiaba, con sombra en el muro,
el paso fantasma y el sueño maduro
de apuesto embozado, galán caballero:

“Se puede vivir de muchos modos”

Vida.

“Lo que quiero decir es que ciertas cosas uno puede aprenderlas o no, a voluntad. Como nadie es capaz de saberlo todo, no hay más remedio que elegir y aceptar con humildad lo mucho que ignoramos. Se puede vivir sin saber astrofísica, ni ebanistería, ni fútbol, incluso sin saber leer ni escribir: se vive peor, si quieres, pero se vive. Ahora bien, otras cosas hay que saberlas porque en ello, como suele decirse, nos va la vida.

Un amigo que me regaló la vida

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

Diminuta patita que se asomaba desde una vieja caja,

él era todo lo que yo esperaba,

una figura oscura que dos manos abiertas medía,

sus casi recién nacidos ojos a penas abría

¡cómo nos costaba darle comida!

era tan indefenso que con su barriga pegada al suelo corría.

Luego fue creciendo y llegó a ser un muy buen amigo

qué buenos momentos los que vivimos

me hacía reír; me hacía correr

yo aún lo recuerdo bien:

si él estaba, no tenía nada que temer;

así éramos felices.

Pero a veces los amigos se separan; se distancian,
algo diferente había en su manera de ver
¡y yo pensé que me había dejado de querer!
mi error también fue alejarme
y, en consecuencia, en la puerta dejó de esperarme.

Oculto en mi pecho

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Sin categoría

A quien pueda interesar:

No pretendo que esto sea una carta de amor o una prosa con sentido y estructura, así que solo diré que te detesto.

Detesto ese amargo sabor en mis labios cada vez que pronuncio tu nombre, ese terrible latido que explota mi corazón cada vez que te veo, que te siento cerca o que patéticamente te confundo y pienso haber visto tu silueta pasar.

Ayer me di cuenta de que no puedo jugar contigo, porque ¿a quién voy a engañar? sería tu juego no el mío. Por eso poco a poco voy entendiendo que no puedo seguir tu ritmo sin quedarme atascada y no puedo lanzar un fósforo sin luego apagar su llama

Elegir mi paisaje

Favoritos, Poesía

“Si pudiera elegir mi paisaje
de cosas memorables, mi paisaje
de otoño desolado,
elegiría, robaría esta calle
que es anterior a mí y a todos.
Ella devuelve mi mirada inservible,
la de hace apenas quince o veinte años
cuando la casa verde envenenaba el cielo.
Por eso es cruel dejarla recién atardecida
con tantos balcones como nidos a solas
y tantos pasos como nunca esperados.

Para ti, Samantha

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

No sé realmente qué te encontrarás haciendo,

pero paso a recordarte lo mucho que te quiero,

lo extraño que es vivir sin tu risa y compañía,

y antes de que sientas que aquí abundan las palabrerías,

te cuento que todo aquí es muy solo, Samantha,

los agujeros negros crecen debajo de nuestra tierra

y parecen poco a poco tragarse todo de ella.

Donde habite el olvido

Poesía

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo solo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Mon amour

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

A mi universo de colores y mezcla de sabores,

Mi alma transparente y de complicados pensamientos,

Posees el control de mis sentimientos; de mil bellos recuerdos,

Como una noche exhalada en un aire denso,

Una tarde contenida en la emoción de por fin vernos.

Es tarde para mirarte

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

Hace días que no me siento a ver las estrellas,

y me preocupa que por mi ausencia ya no te encuentres entre ellas,

por eso pienso que me he vuelto un poco cobarde,

en especial al recordar tus abrazos y ahora saber que es demasiado tarde,

incluso para mandarte un saludo o hacerte reír otra vez,

mil plegarias rezaría si el universo a ti te pudiese devolver