Oculto en mi pecho

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Sin categoría

A quien pueda interesar:

No pretendo que esto sea una carta de amor o una prosa con sentido y estructura, así que solo diré que te detesto.

Detesto ese amargo sabor en mis labios cada vez que pronuncio tu nombre, ese terrible latido que explota mi corazón cada vez que te veo, que te siento cerca o que patéticamente te confundo y pienso haber visto tu silueta pasar.

Ayer me di cuenta de que no puedo jugar contigo, porque ¿a quién voy a engañar? sería tu juego no el mío. Por eso poco a poco voy entendiendo que no puedo seguir tu ritmo sin quedarme atascada y no puedo lanzar un fósforo sin luego apagar su llama

Anuncios

Para hacer funcionar a las estrellas

Vida.

Para hacer funcionar a las estrellas es necesario apretar el botón azul.

Las rosas están insoportables en el florero.

¿Por qué me levanto a las tres de la mañana mientras todos duermen? ¿Mi corazón sonámbulo se pone a andar sobre las azoteas detectando los crímenes, investigando el amor?

Muerte

Vida.

“Almitra, entonces, habló, diciendo: Os preguntaríamos ahora sobre la Muerte.

Y él respondió:

Desearíais saber el secreto de la muerte.

¿Pero cómo lo encontraréis a menos de buscarlo en el corazón de la vida?

El búho, cuyos ojos atados a la noche son ciegos en el día, no puede descubrir el misterio de la luz.

Si, en verdad, queréis contemplar el espíritu de la muerte, abrid de par en par vuestro corazón en el cuerpo de la vida. Porque la vida y la muerte son una, así como el río y el mar son uno también.

Mientras vivas

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Una pequeña reflexión:

Tu existencia siempre tendrá sentido mientras creas fielmente que tienes mucho que aprender y aportar. Existir es una oportunidad de habitar y explorar esta obra del universo llamada planeta Tierra, la cual es tan enorme que una sola vida no alcanza para conocerla.

El hecho de no ser inmoral solo aumenta el deseo de trascender, de vivir plenamente haciendo algo que te guste, de compartir con las personas que amas y hacerles saber cuánto las aprecias ; incrementa el anhelo de ser alguien que algún día pueda mirar con una sonrisa su pasado y con orgullo su presente.

Más allá de un simple imaginar

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

Imagino cosas, todas etéreas en su definición,

desde pequeña he tenido este regalo

que me trasporta a una distinta dimensión.

Hace que vea figuras inexistentes como parte del engaño,

no se preocupa por el tiempo

y juega con todo lo que en mi vida he pensado.

En lo que se asemeja a un extraño trance

lágrimas salen de mis ojos,

mi respiración tiende a alterarse

y un hermoso piano suena de fondo.

Entre siempre y jamás

Poesía

Entre siempre y jamás

el rumbo el mundo oscilan

y ya que amor y odio

nos vuelven categóricos

pongamos etiquetas

de rutina y tanteo

-jamás volveré a verte

-unidos para siempre

-no morirán jamás

-siempre y cuando me admitan

-jamás de los jamases

-(y hasta la fe dialéctica

de) por siempre jamás

-etcétera etcétera

Soneto I

Poesía

su especie, porque nunca, pueda morir la rosa

y cuando el ser maduro, decaiga por el tiempo

perpetúe su memoria, su joven heredero.

Pero tú, dedicado a tus brillantes ojos,

alimentas la llama, de tu luz con tu esencia,

creando carestía, donde existe abundancia.

Tú, tu propio enemigo, eres cruel con tu alma.

El día que me quieras

Favoritos, Poesía

El día que me quieras tendrá más luz que junio;

la noche que me quieras será de plenilunio,

con notas de Beethoven vibrando en cada rayo

sus inefables cosas,

y habrá juntas más rosas

que en todo el mes de mayo.

Las fuentes cristalinas

irán por las laderas

saltando cristalinas

el día que me quieras.

El día que me quieras, los sotos escondidos

resonarán arpegios nunca jamás oídos.

Éxtasis de tus ojos, todas las primaveras

que hubo y habrá en el mundo serán cuando me quieras.

Orillas del amor

Poesía

Como una vela sobre el mar

resume ese azulado afán que se levanta

hasta las estrellas futuras,

hecho escala de olas

por donde pies divinos descienden al abismo,

también tu forma misma,

ángel, demonio, sueño de un amor soñado,

resume en mí un afán que en otro tiempo levantaba

hasta las nubes sus olas melancólicas.