En el camino

Poesía, Sin categoría

I

“Resuelve tornar al padre

No temas, Cristo rey, si descarriado
tras locos ideales he partido:
ni en mis días de lágrimas te olvido,
ni en mis horas de dicha te he olvidado.

En la llaga cruel de tu costado
quiere formar el ánima su nido,
olvidando los sueños que ha vivido
y las tristes mentiras que ha soñado.

Anuncios

Para ti, Samantha

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

No sé realmente qué te encontrarás haciendo,

pero paso a recordarte lo mucho que te quiero,

lo extraño que es vivir sin tu risa y compañía,

y antes de que sientas que aquí abundan las palabrerías,

te cuento que todo aquí es muy solo, Samantha,

los agujeros negros crecen debajo de nuestra tierra

y parecen poco a poco tragarse todo de ella.

Armonía de la palabra y el instinto

Poesía

“Todo fue maravilla de armonías
en el gesto inicial que se nos daba
entre impulsos celestes y telúricos
desde el fondo de amor de nuestras almas.

Hasta el aire espigóse en levedades
cuando caí rendida en tu mirada;
y una palabra, aún virgen en mi vida,
me golpeó el corazón, y se hizo llama
en el río de emoción que recibía,
y en la flor de ilusión que te entregaba.

Morir dos veces

Favoritos, Vida.

“Cambié cuando entendí que cambiar era crecer, crecí cuando cambié mi forma de entender. Reí para llenarme y lloré para vaciarme; recordé abrazos que me olvidaron y olvidé personas que se quedaron. Soñé cosas que nunca viví y viví cosas que siempre soñé. Lastimé y me lastimaron, amé y no me amaron, me amaron y no ame, perdoné y me perdonaron. Me caí y me levantaron, me equivoqué, acerté, tropecé y también volé. Pasé por mi pasado, me pisé y lo pisaron, me abrasé y lo abrazaron, Fui peor de lo que fui y seré mejor de lo que soy; tengo lo que di y tendré lo que doy.

Frivolidad

Poesía

“Y así dije al amado”Marcharemos unidos.
Será tu nombre el eco de todos los sonidos.

Me trazará el camino la huella de tus pasos.
Me abrirá el horizonte la curva de tus brazos.

Le gritaré a la vida: ¡rompe, destroza, daña!
Yo tengo mi refugio: ¡su pecho es la montaña!

Le gritaré a la vida: ¡hunde, flota al azar!
Yo tengo mi oleaje: ¡sus ojos son el mar!

Boca de llanto.

Poesía

Boca de llanto, me llaman
tus pupilas negras,
me reclaman. Tus labios
sin ti me besan.
¡Cómo has podido tener
la misma mirada negra
con esos ojos
que ahora llevas!

Sonreíste. ¡Qué silencio,
qué falta de fiesta!
¡Cómo me puse a buscarte
en tu sonrisa, cabeza
de tierra,
labios de tristeza!

El viajero.

Poesía

“…Lamentará la juventud perdida?
Lejos quedó -la pobre loba- muerta.
¿La blanca juventud nunca vivida
teme, que ha de cantar ante su puerta?

¿Sonríe el sol de oro
de la tierra de un sueño no encontrada;
y ve su nave hender el mar sonoro,
de viento y luz la blanca vela hinchada?