Un poco de valentía

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Un día conocí a un viajero de esencia pura,

uno que jugaba con arrogancias y dulzuras,

de pensamientos abstractos y a veces cuadriculados;

 de sonrisas encantadoras y argumentos bien contados.

Anuncios

La distancia.

Poesía, Vida.

“La distancia significa mucho más que estar lejos.

La distancia es saber valorar un café con tu gente. Con los de siempre. O una cerveza al sol.

Es echar de menos pequeños detalles y anécdotas que estando cerca de los tuyos no extrañarías tanto.

Es saber a qué sabe un abrazo de bienvenida, aunque sólo sea por unos días. Y que ese sabor se convierta en tu favorito.

O que las despedidas se conviertan en el sabor más amargo que jamás probaste.

Cierra un capítulo.

Vida.

Permite que tu corazón sane; ha sido un largo recorrido. Atrévete a mirar al cielo para agradecer todo lo que has recibido; ha sido un gran aprendizaje.

Porque después de todo lo vivido, has aprendido a seguir soñando. Imposible que las piedras no te hagan madurar; crecer, y los arcoíris no te hagan desear y construir.

Acepta el dolor, pero no te conviertas en piedra. Guarda la alegría, pero no sueltes tu escudo.  Seguirás cayendo, pero en formas diferentes; ríete de ti mismo y levántate.

Usa todas tus energías para comenzar otra vez con el corazón y mente abierta, trae contigo todo lo que te hizo mejor y quien eres hoy, lo demás puedes sepultarlo o regalárselo al aire.

Espero que mueras de miedo.

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Vida.

A todos nos tiemblan las piernas…pero de eso se trata, de aferrarse en los momentos más difíciles a un rayo de luz. De tratar de superar aquello que te destruyó y convertirlo en una fuerza a tu favor.

A todos nos dan ataques de pánico … Y es que a veces somos muy duros con nosotros mismos y muy pocas veces reconocemos lo fuertes que hemos llegamos a ser, cuando el miedo ataca, tendemos a juzgarnos en vez de darnos el aliento que necesitamos ¿Cuántas veces has reprimido un llanto? ¿Cuántas veces has querido correr para nunca regresar? ¿Cuántas veces se te han presentado improvistos y has tenido que adaptarte a ellos? Y ni hablar de las veces que te has paralizado de miedo y has tenido que respirar profundo para no colapsar. No eres débil eres valiente.

Porque has sobrevivido a los fuertes choques y llevas unas cicatrices en tu corazón,  sé que siempre has tratado de olvidar aquellos momentos que intentaron pulverizar tu visión. Porque hasta en los más fuertes dolores pudiste caminar, créeme que si soportaste eso no serán nada para ti los pequeños moretones. Ahora eres más fuerte, ahora cada vez eres más valiente.