Solo en sueños

Sólo en sueños,
sólo en el otro mundo del sueño te consigo,
a ciertas horas, cuando cierro puertas
detrás de mí.
¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!
¡Con qué morboso deleite te introduzco
en la casa abandonada, y te amo mil veces
de la misma manera distinta!
Esos sitios que tú y yo conocemos
nos esperan todas las noches
como una vieja cama
y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen. Continue reading “Solo en sueños”

Anuncios

Háblanos del amor

“Porque así como el amor os corona, os crucifica.
Así como os hace crecer, también os poda.
Así como se eleva hasta vuestras copas y acaricia
vuestras más frágiles ramas que tiemblan al sol, también
penetrará hasta vuestras raíces y las sacudirá de su arraigo a la tierra. Continue reading “Háblanos del amor”

Hermano

Cuando éramos jóvenes,
éramos los mejores, los reyes y las reinas,
dominábamos el mundo.
Fumábamos cigarrillos, sin arrepentimientos,
ojalá pudiera revivir cada una de las palabras.

Hemos tomado caminos diferentes,
y viajado por carreteras diferentes.
Sé que siempre acabaremos
en la misma cuando seamos ancianos.
Y cuando estemos en las trincheras,
y estés bajo los disparos, yo te cubriré. Continue reading “Hermano”

Detrás de mis accciones

Rompí y sigo destruyendo mis barreras por ti;

en ocasiones puedo sentir cómo la pugna de emociones no concluye,

sino se desploma para buscarte.

Me he encontrado cambiando palabras antes de pronunciarlas;

me he visto acariciando tus mejillas con el incesante deseo de besarlas.

No es mentira que el querer te cambia,

 y te enseña a cuidar, a no perder la calma.

A veces creo que la pierdo y olvido,

Pero el amar te obliga a insistir o al menos eso he aprendido.

Continue reading “Detrás de mis accciones”

La piel de humo

Con esta ortografía de palabras insomnes
desde la piel te escribo
en el desorden

Desde la boca que inventó tu boca
lanzo señales de humo
para alcanzar tu oído que dormita
el lenguaje nocturno de la almohada

Te estoy hablando desde la piel del humo
el humo que me estalla en los pulmones
el grito
el vaso de jerez que se derrama Continue reading “La piel de humo”

Dos ángeles

No tengo sólo un Ángel
con ala estremecida:
me mecen como al mar
mecen las dos orillas
el Ángel que da el gozo
y el que da la agonía,
el de alas tremolantes
y el de las alas fijas.

Yo sé, cuando amanece,
cuál va a regirme el día,
si el de color de llama
o el color de ceniza,
y me les doy como alga
a la ola, contrita.
Continue reading “Dos ángeles”

Recuerdos de ti.

Hoy amanecí un poco más distraída con una sensación inundando mi pecho; sin poder olvidar su voz en el balcón muy cerca de mi oído, esa voz tan suave e inquebrantable, tan capaz de colarse por mis venas y llevarse consigo pedacitos de mí.

Cerré los ojos y reviví la noche de ayer. Mi corazón se aceleró.

Como si las palabras se le hubiesen agotado de su garganta, fijó su mirada en mi rostro, deteniéndose en mis ojos, y comenzó a respirar, a un ritmo distinto, el aire que yo exhalaba.

En una perfecta sincronización y, sin abrir la boca, nos mantuvimos unos segundos simplemente observándonos, sonriendo para nuestros interiores. Continue reading “Recuerdos de ti.”

Bella de medianoche.

Piel pálida y faldas largas,

lo despertó a medianoche con una fuerte fragancia,

el sueño entre los ojos casi no le nubló la mirada;

se valió de solo uno de sus sentidos para llegar a donde ella estaba.

En medio del jardín con ese aroma intenso,

así en la oscuridad se encontraba,

casi rogando por un beso;

y de rodillas esperaba, dónde se escondería la bella de la madrugada.

Continue reading “Bella de medianoche.”

Cuando me paro a contemplar.

Cuando me paro a contemplar mi estado,
y a ver los pasos por donde he venido,
me espanto de que un hombre tan perdido
a conocer su error haya llegado.

Cuando miro los años que he pasado,
la divina razón puesta en olvido,
conozco que piedad del cielo ha sido
no haberme en tanto mal precipitado. Continue reading “Cuando me paro a contemplar.”