Tu arte inmortal

Favoritos, Poesía

Almas que nacen para la humanidad,

con aquellas voces que alto resuenan,

a miles de personas tienden a inspirar

mientras el eco inmortaliza su presencia.

Aunque sea poco

Arte

“Sabes que para darte tengo poco, quisiera fuese el mundo aunque ni modo.
Pero puedo llenarte los oidos de todas mis canciones, no son mucho, las hice a punto de ilusiones.

Y si tu corazon no ve mi oferta, te ruego no veas indiferencia,paciencia es que mi amor es luz de luna, suavecito pero alumbra los rincones donde tienes el alma oscura.
Si me quieres dímelo.

Artista lesionado

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Arte de sentir y de transmitir,

mientras los pies vuelan sobre una pluma;

el dolor se funde en el algodón

y la frustración dormirá en la penumbra.

Más horas marca el reloj,

entre techos y puntos en el viento,

la mirada intenta buscar su foco,

pero los mareos lesionan el sentimiento.

El desconocido

Favoritos, Poesía

“Nadie lo sigue, nadie lo acompaña.
En su boca elocuente la mentira se anida,
su corazón está poblado de fantasmas
y el vacío hace desiertos los latidos de su pecho.
Dos perros amarillos, hastío y avidez, disputan en su alma.
Su pensamiento recorre siempre las mismas salas deshabitadas,
sin encontrar jamás la forma que agote su impaciencia,
el muro del perdón o de la muerte.
Pero su corazón aún abre las alas
como un águila roja en el desierto.

Diurno doliente

Poesía

“De distancias llevadas a cabo, de resentimientos infieles,
de hereditarias esperanzas mezcladas con sombra,
de asistencias desgarradoramente dulces
y días de transparente veta y estatua floral,
qué subsiste en mi término escaso, en mi débil producto?
De mi lecho amarillo y de mi substancia estrellada,
quién no es vecino y ausente a la vez?

Amor náutico

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Poesía

Marinero,

fueron tus labios lo que necesitaba para quitarme la sed,

y sin haberlos probado me estaba deshidratando.

 

Alucinaciones cada que levantaban el ancla,

eterno mareo al atardecer,

soñar caer en tus brazos,

soñar que te volvería a ver.

El naufragio en el que estábamos

finalmente me llevaría a enloquecer.

Escucha tu voz

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Poesía

Voz interna estentórea,

no tengas miedo a explotar en el silencio sepulcral de esta vida,

tan solitaria.

No tengas miedo de ser lluvia en esta sequía,

tan prolongada.

Te he notado triste,

me lo han contado tus lagrimas. 

Un amigo que me regaló la vida

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs), Favoritos

Diminuta patita que se asomaba desde una vieja caja,

él era todo lo que yo esperaba,

una figura oscura que dos manos abiertas medía,

sus casi recién nacidos ojos a penas abría

¡cómo nos costaba darle comida!

era tan indefenso que con su barriga pegada al suelo corría.

Luego fue creciendo y llegó a ser un muy buen amigo

qué buenos momentos los que vivimos

me hacía reír; me hacía correr

yo aún lo recuerdo bien:

si él estaba, no tenía nada que temer;

así éramos felices.

Pero a veces los amigos se separan; se distancian,
algo diferente había en su manera de ver
¡y yo pensé que me había dejado de querer!
mi error también fue alejarme
y, en consecuencia, en la puerta dejó de esperarme.

Tu respiración

Escritos de nosotras. (Lu y S.Fuchs)

Cuando respiras así,

con tanta calma,

tu pecho sube y baja

al ritmo de las olas del mar que nos habla,

que nos canta.

Rayuela

Favoritos, Poesía

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.